TRADUCTOR

¡BIENVENIDOS A LA ESCUELA DOMINICAL! ARTÍCULOS, LECCIONES, JUEGOS Y OTROS RECURSOS ÚTILES PARA TU CLASE
Por: Verónica Reátegui Yesquén

31/7/09

LOS NIÑOS EN LOS TIEMPOS DE JESÚS

EDUCACIÓN EN LA CULTURA JUDIA: Era básicamente religiosa y la disciplina era clave dentro de la enseñanza. Para el pueblo judío era un gran delito no cuidar debidamente a un niño recién nacido, y peor aún, abandonarlos. Justino Martir (Siglo II d.C.) escribió:

“Se nos ha enseñado que abandonar a los niños es una gran debilidad de los hombres; y además se nos ha enseñado que no debemos dañar a ninguno de ellos, porque sería un pecado en contra de Dios; primero porque vemos que casi todos los niños expuestos ( no sólo niñas sino también los niños ) caen en la prostitución. Y cualquiera que usa a tales personas, además de tener una relación pecaminosa, infame e impura, puede llegar a tener relaciones con uno de sus propios hijos, o pariente, o hermano.” [1]

Cada familia judía era responsable de la educación de sus hijos, pues la actitud y comportamiento de ellos ante el pueblo, demostraría si la enseñanza dentro de su hogar era buena o no. 

En los tiempos de Jesús los rabinos enfatizaban la importante relación que debía existir entre los niños y la Ley. Los pequeños se dedicaban a leer los rollos judíos y memorizar su contenido con entendimiento. Debían someterse a las enseñanzas de sus padres y maestro, si no lo hacían, se les castigaba severamente con vara. Se decía que para un sabio, jugar con un niño fuera de la escuela, era desperdiciar su valioso tiempo.

EDUCACIÓN EN LA CULTURA GRECO-ROMANA: La educación era secular y politeísta centrada en la “Razón” y la “Fuerza”, basada en educar su carácter: Educación del cuerpo, mente e imaginación. Debían ser amantes de la filosofía y la oratoria, además de ser adiestrados con fuertes ejercicios con el propósito de prepararlos al servicio del estado. Sin embargo, el trato a los niños era muy rudo y eran vistos en poca estima. El término común para referirse a los niños fue “erudire” verbo latino que proviene de la raíz “rudis” que significa inculto, amorfo, novato. Un niño era visto como “materia prima” porque debían ser formados y educados de acuerdo al sistema del estado, a veces la enseñanza era tan severa y violenta que muchos niños morían en el proceso, luego se levantaba un altar en su honor y era considerado héroe. Un Espartano se hacía esta pregunta: “¿Un recién nacido debía morir?”, abandonar a un niño era muy común y los grandes pensadores filósofos justificaban y defendían esta posición. Platón escribió:

“Pienso que los hijos de buena familia deberán ser llevados a la casa de expósitos o a ciertas niñeras que viven en barrios apartados; pero los hijos de las clases inferiores y todos los que nacen con defectos, serán expuestos en secreto, de modo que nadie sepa qué ha sido de ellos. (República 460C) ”
Plutarco describe lo que sucedía en la antigua Esparta:

“El nacido no era criado según la voluntad del padre, sino llevado por él a un lugar llamado Lesche, donde los más ancianos de la tribu examinaban oficialmente al infante, y si éste estaba bien constituido y era fuerte, ordenaban al padre que lo criara, asignándole uno de los nueve mil lotes de tierra; pero si nacía enfermo o mal formado lo enviaban al así llamado Apothetae, un abismo al pie del Monte taygetus, en la convicción de que la vida de aquel a quien la naturaleza no había equipado bien desde el inicio mismo para la salud y la fuerza, no era ventajosa ni para él ni para el estado (Licurgo 16: 1 ss)”

Los niños saludables eran formados de acuerdo a la voluntad de los adultos, su personalidad era apenas notada. Cuando un padre tenía varios hijos, era costumbre colocarle nombre al primer y segundo hijo, si estos eran varones, a partir del tercer hijo varón, juntamente con las hijas, se los enumeraba. Podemos observar en las pinturas greco-romanas, a niños como pequeños adultos, quienes representaban a la niñez como una etapa débil e insignificante en la vida del hombre. La cultura Greco–romana iba en busca de la perfección en el hombre:

Una carta escrita en el año 1 a. C. por Hilarión, un trabajador migrante, a su esposa embarazada Alis, que había quedado en el hogar, expresa esto de una manera abrupta: “ Quiero que sepas que aún estamos en Alejandría... te suplico que cuides muy bien de ti, y tan pronto como reciba mi paga te la mandaré. Si nace un niño déjalo vivir; pero si es una niña arrójala fuera (Papyrus Oxyrhynchus 744 )”

Otra de sus tradiciones consistía en que el recién nacido era colocado a los pies de su padre, si este se inclinaba y lo levantaba entre sus brazos, significaba que sobrevivía; y era aceptado, pero si le daba la espalda, significaba rechazo y era expuesto, es decir, era abandonado para que otro lo criara. Muchos de estos niños expuestos morían, otros eran criados para ser esclavos, bufones o llevados a la prostitución. Según los historiadores cuentan que los niños varones eran adiestrados para ser gladiadores, mientras que las niñas se transformaban en prostitutas. Un anciano contemporáneo de Jesús cuenta que en aquellos tiempos los mendigos expertos recogían a estos niños expuestos para luego mutilarlos, así serían útiles para mendigar. El arrojar o abandonar a los niños y en especial a las niñas, a los inválidos y enfermos, era una costumbre muy común en el contexto Greco-romano. Incluso muchos niños eran vendidos en el mercado como mascotas de los adultos o como bufones para las fiestas.

Podemos concluir que tanto en la cultura judía como en la Greco- romana en los tiempos de Jesús, coincidían en el trato hacía los niños en varios aspectos, pues al parecer la discriminación romana influenció en muchos aspectos en los habitantes de Palestina:

1. Veían a los niños como “materia Prima” en la educación, tomarlos y formarlos de acuerdo al sistema educativo del país.
2. Debían aprender y ser corregidos con vara, muchas veces exageraban.
3. La opinión de los niños no importaba, debían someterse en todo ante los adultos.
4. Para la sociedad eran considerados insignificantes e ignorantes.
5. En listas y numeraciones, se los mencionaban después de las mujeres.

Jesús fue testigo de la violencia y del maltrato físico y psicológico que recibían estos pequeños y su actitud de amor hacía ellos llamó la atención de muchos.

EL VALOR QUE JESUS DA A LOS NIÑOS Y NIÑAS: Jesús no fue ajeno durante su niñez de aquella marginación de parte de los adultos, porque él lo vivío en carne propia.


ACEPTACIÓN: “Dejad a los niños venid a mí y no se lo impidaís”. El término “Dejad” es un imperativo en plural, “aphete”, “Vosotros dejad”, una orden de “dejar pasar a sus invitados de honor”, luego agrega “...y no se lo impidáis” como una advertencia ¿De qué manera en nuestro contexto se impide que los niños lleguen hacía Jesús?

ACOGER:De los tales es el reino de los cielos”. Echemos un vistazo al texto de Mr. 9:37 en el texto original griego se usa el verbo “dejetai” que significa “acoger”, que tiene una connotación de cuidar, guardar, proteger, defender, etc. El término acoger, incluye hospitalidad ya sea como huésped o como adopción permanente en la familia. En el arameo debió decir: “A estos y otros semejantes a los niños pertenece el Reino de Dios” ¿Por qué el requisito de ser como un niño?

1. Dependen de una persona mayor (Depender de Dios)
2. Transparencia en sus emociones
3. No son rencorosos
4. Son receptivos y tienen disposición
5. Están llenos de vitalidad

¿En qué consiste el Reino de Dios? El reino de Dios es Jesús mismo. El apóstol pablo, la define en su carta a los romanos de la siguiente manera: “Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino JUSTICIA, PAZ Y GOZO en el Espíritu Santo” (Ro.14:17), tres palabras que los niños esperaban que se cumpliese y que sólo veían hacerse realidad en la persona de Cristo.

ACTUAR COMO JESÚS ACTÚA: Marcos 10:16
al tomarlos entre sus brazos para acogerlos en su Reino.

1. Puso las manos sobre ellos (Afecto): “poniendo las manos sobre ellos” kateulogeo (kateulogevw) que significa bendecir. En este caso en forma emotiva que sorprendió a muchos de los presentes. El texto no dice nada acerca de las palabras que Jesús manifestaba al momento de colocar sus manos sobre ellos, pero de seguro eran palabras de amor, afecto, esperanza y diálogo con estos niños.

2. Los bendijo (Ora por ellos): Cuando un rabino bendecía a los niños, los exhortaba para que sean buenos estudiosos de la Ley e hicieran buenas obras hacía el prójimo. Pues en este caso el mensaje fue para los adultos, amar a los más débiles.

3. Los tomó entre sus brazos (Acogió): Los niños al encontrarse con Jesús pensaban recibir las acostumbradas exhortaciones acompañadas con duras palabras que solían recibir al ser bendecidos, pero se dieron con la sorpresa que el rabino los tomó entre sus brazos mostrando cariño y afecto. La actitud “tomándolos en los brazos “enankalizomai (ejnankalivzomai), es un verbo relacionado con ankale, tomar en los brazos, abrazar, mostrar afecto. Aquí se resalta la ternura de Jesús hacia los pequeños. Tal vez haciendo uso de la costumbre de los padres romanos hacía un recién nacido.

Si los maestros y maestras trataran a sus niños de la mima manera como lo hizo Jesús, en un futuro dado, ellos tal vez no recordaran las lecciones y consejos que escucharon en aquel entonces, tal vez olviden detalles de palabras que se les dijo; pero de lo que nunca se olvidaran es el trato de amor y de afecto que recibieron de parte de sus maestros de Escuela Dominical. De seguro, que no lo olvidarán.

___________________________________________________
[1] WEBER, Had –Ruedi. JESÚS Y LOS NIÑOS. Lima-Perú. CELADEC. 1980. PP. 94, 95

1 comentarios :

Anónimo dijo...

Dios los bendiga por esta hermosisima leccion que ha sido de grande bendicion para mi vida y saber de que manera de tratar a los niños de la misma manera que el gran Maestro Jesus.

Publicar un comentario en la entrada

¡GRACIAS POR VISITAR ESTA PÁGINA!

LICENCIA DE USO:

Los artículos, Guías, y otros documentos publicados en este espacio es Derecho Reservado. Se permite la copia en cualquier formato siempre y cuando no se alteren los contenidos y se haga reconocimiento del autor.

Consulta Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Publicidad