TRADUCTOR

¡BIENVENIDOS A LA ESCUELA DOMINICAL! ARTÍCULOS, LECCIONES, JUEGOS Y OTROS RECURSOS ÚTILES PARA TU CLASE

LICENCIA DE USO:

Los artículos, Guías, y otros documentos publicados en este espacio es © Derecho Reservado. Se permite la copia en cualquier formato siempre y cuando no se alteren los contenidos y se haga reconocimiento del autor y/o de la Institución.

Por: Verónica Reátegui Yesquén

15/8/13

PALABRAS Y GESTOS

INTRODUCCIÓN

La maestra de Escuela Dominical ingresa al aula de clases, coloca sobre su pupitre los materiales a utilizar para la lección, saluda a sus alumnos y luego empieza con la pregunta de introducción ¿Niños, recuerdan la lección anterior? ¿De qué se trató? Los niños en silencio se miran entre ellos en espera de que aunque sea uno se atreva a responder. Sin embargo el prolongado silencio obliga a la maestra a lanzar algunas pistas para ayudar a sus alumnos a recordar el tema trabajado.

Seguramente este ejemplo le puede parecer familiar ya que a todos en alguna ocasión nos ha sucedido algo similar, y puede ser que nos hayamos sentido decepcionados y hasta nos hemos preguntado ¿En qué estamos fallando? La respuesta es simple, falta de motivación.

En nuestro artículo “La importancia de la Motivación en la enseñanza” mencionábamos dos aspectos claves que intervienen en la motivación, primero, el estímulo, que genera una reacción en la persona y segundo, la emoción, que es el estado afectivo que induce a una determinada acción.

Si el maestro no motiva a sus alumnos, la parte emocional de los mismos quedará en un estado “estable" sin producir ninguna motivación. Es lógico, que los alumnos se retiren del aula con una información efímera que le durará solamente dos o tres días. 

I. Vive La Historia

El significado de vivir la historia se basa en el hecho de sentirse parte de ella y ponerse en el lugar de los protagonistas.

Existen tres aspectos importantes que nos ayudarán a desarrollar con éxito una narración:
Conocer de cerca:
  1. El contexto: Costumbres, idioma y estilo de vida.
  2. Personajes: Perfil del personaje.
  3. El mensaje central: Se enlaza con la aplicación o moraleja.
En el caso de las historias bíblicas podemos encontrar en cada una de ellas datos importantes que nos servirán al momento de la narración. Por tal motivo, se recomienda que no se conforme con la narración del manual del maestro, sino que primero lea la historia directamente de la Biblia, luego realice una investigación, como lo hicimos en el caso del “método inductivo”, y finalmente recurra al manual.

Si usted no se introduce en la historia no se sentirá motivado y mucho menos podrá motivar a sus alumnos.  

II. Importancia De Los Gestos Corporales En La Narración

La clave para los entendidos en narraciones de cuentos y/o historias no radica en los recursos externos que se utilice sino en la forma de narrar. Por ejemplo, el manejo y dominio de la gestualidad que aplican estos narradores es increíble que no sólo estimula sino que también afecta la parte emocional de los oyentes hasta el punto de hacerlos reír, sentir miedo y hasta derramar algunas lágrimas.

Según este cuadro de información, nos revela la cantidad de porcentajes que intervienen en cada uno de los cinco sentidos de los alumnos en una sesión de aprendizaje. Se dice que los alumnos retienen el 50% de lo que ven, el 10% de lo que oyen, el 90% cuando el maestro le da participación en clase, ya sea por medio de preguntas o diálogo. Aparece el tacto con el 80%, en el caso de desarrollar alguna actividad manual, y finalmente, el olfato con el 40%, en el uso de algún recurso que ayude a percibir el olor de algún objeto mencionado en la historia.



Si nos detenemos en los sentidos de la vista y el oído, nos damos cuenta que las imágenes pueden quedar grabadas y fijas en la mente por buen tiempo, por eso, siempre se recomienda a los maestros el uso de láminas, visuales y objetos que sean de utilidad en la enseñanza. Sin embargo, se ha preguntado usted ¿Por qué entonces aún con todas las visuales coloridas que presentamos, los alumnos a los pocos días se siguen olvidando de la lección? La respuesta está en que no basta sólo con ver sino también retener con el oír, y las palabras que oyen son las más difíciles de retener para  los alumnos. Y un 10% es bastante preocupante. 

En la iglesia donde asistía juntamente con mi hermana Lourdes, realizábamos la Escuela Bíblica de Vacaciones (EBDV), y lo que más me impactaba de estas actividades era la habilidad que mi hermana tenía para narrar las historias. Observaba a los niños tan interesados, con las miradas fijas y boquiabiertos, atentos a lo que Lourdes hacía en el uso de los gestos corporales al narrar la historia que a las láminas que presentaba.

Sabemos que todos poseemos una habilidad especial denominada “aptitud innata” para desarrollar un talento específico, pero también existen las “habilidades desarrolladas” que las personas adquieren mediante cursos especializados o simplemente de manera empírica. Con esto, quiero decir que todo maestro puede realizar una excelente función en el arte de narrar si así se lo propone.

III. Ejercicios Y Técnicas Para La Narración

Existen algunos ejercicios que nos ayudarán a corregir esos pequeños errores al momento de narrar una historia bíblica.
  1. Tiene que estar convencido y motivado con la historia. 
  2. Pierda la vergüenza de usted mismo. Una vez que esté bien convencido de la historia, colóquese frente a un espejo y empiece con la narración. Esta técnica ayuda a darnos cuenta como nos vemos frente a nuestros alumnos.
  3. Si es posible, grabe su voz. Existen programas sencillos como “Windows Movie Maker” que vienen incluidos en los paquetes de programas de toda computadora, y añadido a un micrófono puede grabar su voz.
  4. Utilice los gestos corporales para cada emoción y la forma de expresarse según la situación. 
  5. En el caso de los nuevos maestros, entiendo que aún es difícil el manejo de esta técnica. La buena noticia es que pueden utilizar dos recursos provisionales útiles en la lección:
  • Elabore varios rostros con las diferentes expresiones faciales que existen (según el modelo), y coloque debajo un palito de chupete para ser usado como careta.
  • Puede recurrir al apoyo de sus alumnos, haciéndoles repetir los gestos y mímicas que usted hace. Ejemplo: “Entonces los discípulos al ver a Jesús caminar sobre el mar dirigiéndose hacía ellos, se asustaron mucho”  (Rostro de asombro). “¿Cómo estaban sus rostros?”(Los niños repiten el gesto).
Todo ser humano ha experimentado durante toda su vida variedad de emociones. No existe ninguna persona que diga que jamás haya reído, enojado, llorado, etc.  Incluyendo los gestos corporales que los acompaña y la forma de expresarse verbalmente. 

Al vivir la historia nos permitirá ser parte de las diversas emociones que ya hemos experimentado, y solamente debemos aplicarlas en el momento adecuado de la narración. 

CONCLUSIONES FINALES
  1. La forma como narremos la historia bíblica dependerá mucho de que nuestros alumnos entiendan y asimilen el resto de la lección. Hacerlo con convicción.
  2. Las expresiones faciales y los gestos corporales al ser parte de nuestro diario vivir no son imposibles para ser utilizados como recursos en la enseñanza-aprendizaje.
  3. Nunca narre una historia a sus niños leyendo, recuerde que esa técnica se recomienda cuando los niños ya están listos para dormir.
  4. El principal y mejor recurso que todo maestro tiene a la mano es su propia persona. Dios nos ha dotado de inteligencia y habilidades para ser creativos, así que no lo desaproveche.


 ________________________________

Monólogo: "La Palabra Sola" - Basado en el Evangelio de Marcos (Parte 8/17)
Fuente: Sociedad Bíblica Peruana
Primer Actor Nacional (Perú): Hernán Romero


0 comentarios :

Publicar un comentario

¡GRACIAS POR VISITAR ESTA PÁGINA!